Foto(s): Cortesía

El arte del barro vidriado de Santa María Atzompa

Alejandra López Martínez

Santa María Atzompa es uno de los municipios más emblemáticos de los Valles Centrales de Oaxaca, pero ¿sabías qué significa su nombre? Proviene del náhuatl y se traduce como “En la cumbre del agua”, aunque otra interpretación por sus vocablos sería atl que quiere decir “agua”, tzontli “cabeza” y pan “lugar” que puede expresarse como “sobre la cabeza del agua”. Además según la información del sitio web Lugares INAH, esta denominación fue otorgada por la cultura mexica durante su ampliación en el Valle de Oaxaca en el periodo Posclásico. Incluso esta comunidad zapoteca que forma parte de Monte Albán. 

 

Y es que es una localidad que es muy reconocida por sus talleres de alfarería, donde los artesanos crean floreros, vasijas, lámparas, ollas y jarros, entre otras piezas de barro. Es notable que algunas de estas obras pueden alcanzar hasta 1.80 metros de altura. Sobre su historia la Arqueología Mexicana, menciona que durante el periodo virreinal utilizaban una pasta de arcilla rojiza, que era obtenida de los yacimientos de San Pablo Etla y San Felipe del Agua, lo que le otorgaba a cada artículo una superficie lisa y vidriada. 

 

En la actualidad, el barro de Atzompa es verde vidriado pero ¿a qué se debe este color y textura? Se logra mediante una mezcla de agua y barro llamado greda o greta, que se aplica a las piezas después de la cocción inicial para luego volverlos a cocer, sin embargo como toda artesanía se ha tenido que adaptar a las necesidades del mercado actual, ya que antes la producción consistía en fabricar artículos para uso doméstico como ollas, cazuelas, platos y jarros, hoy en día son para decoración de las fiestas o para dar como obsequios, por ejemplo los jarrones grandes son protagonistas de las fiestas como en las bodas, pues ¿sabías que en algunas comunidades de Oaxaca es costumbre llevar atole a los padrinos en estos jarrones?

 

En realidad, estas artesanías son obras de arte, que logran captar la atención y el asombro de las personas, gracias a sus colores tan llamativos, como suele ser el verde brillante y además a través de ellas se refleja una profunda habilidad, así como tradición cultural heredada por muchas generaciones. Para los visitantes y turistas están artesanías pueden ocasionar una sensación de admiración por la delicadeza de cada uno de sus detalles, ya que ¿sabías que para su decoración, utilizan una técnica llamada “pastillaje” para incrustar otras figuras de barro sobre la pieza principal? 

Es así como contemplar cada una de estas artesanías es como explorar el mundo de la tradición oaxaqueña, donde cada uno es más que un objeto decorativo es un testimonio vivo de la creatividad de la comunidad de Santa María Atzompa. Así que es común encontrar estas piezas en los mercados.