Foto(s): Cortesía

¿Qué puedes hacer y comer en las presas de Tlalixtac de Cabrera?

Alejandra López Martínez

 

¿Deseas dejar a un lado el ajetreo de la vida cotidiana para conocer nuevos lugares rodeados de naturaleza? Entonces, las presas de Tlalixtac de Cabrera son el destino perfecto para visitar. Aquí encontrarás dos encantadores sitios conocidos como “El Estudiante” y “La Azucena", que merecen ser explorados hasta el último rincón. 

Para llegar hasta aquí, solo te toma 28 minutos partiendo del Zócalo de Oaxaca, en vehículo propio, tomando la carretera que va al municipio de San Andrés Huayápam. En cambio, en transporte público, puedes subirte a un taxi de esta misma comunidad e indicarle al chófer que te deje en alguna de las entradas de las presas. Al llegar, verás varios comedores familiares esperando brindarte la mejor experiencia culinaria. 

 

 

Ahora que ya sabes cómo llegar, descubre qué puedes hacer, comer y admirar en este hermoso lugar. Te lo compartimos a continuación. 

Gastronomía oaxaqueña 

Los aromas y sabores despiertan el apetito e invitan a probar la gran variedad de platillos tradicionales de la región. Aquí encontrarás, las deliciosas y crujientes tlayudas rellenas de quesillo, tasajo, carne enchilada, chorizo o el ingrediente que más te guste. También hay mole, enchiladas rojas o verdes, memelas con asiento de puerco recién bajadas del comal. Por supuesto, no pueden faltar las bebidas refrescantes como cervezas, refrescos y aguas de sabor hechas con la pulpa natural de las frutas de temporada. Incluso hay postres como las rebanadas de pastel, helados y platanitos fritos. Este sitio es un verdadero paraíso gastronómico que vale la pena explorar.

Paseo a caballo

Disfruta de una experiencia única que combina aventura y conexión con la naturaleza, mientras atesoras el suave trotar del caballo durante tu paseo.  Es una opción perfecta para conocer los senderos de Tlalixtac y apreciar la vista panorámica de la comunidad. 

 

 

Paseo en lanchas 

Las lanchas de remo, pedal y motor son estupendos compañeros para tu alma aventurera que busca conocer de forma divertida el entorno que rodea a las presas. 

Las lanchas de pedal son una manera entretenida y activa de recorrer las aguas a tu propio ritmo, mientras ejercitas suavemente las piernas. Si prefieres algo con más emoción, las lanchas motorizadas agregan un poco más de adrenalina al momento de navegar sobre las corrientes con un poco de velocidad, porque te hace sentir que el viento acaricia tu rostro. 

Kioscos

A las orillas de las presas, encontrarás kioscos donde puedes disfrutar de un día de campo en compañía de familiares, amigos y la pareja. Es un sitio estupendo para apreciar el paisaje, además de compartir momentos especiales. 

Explora ambas presas, tanto “El Estudiante” como “La Azucena” y conoce lo que cada una tiene para ofrecerte, desde comedores familiares, paseos a caballo, en lancha, kioscos que se prestan para organizar días de campo, reuniones entre amigos, o para cumpleaños sorpresas. Si lo prefieres puedes caminar y explorar sus senderos que te harán olvidarte del estrés que provoca la ciudad.