Foto(s): Cortesía

Conecta con la riqueza textil de Oaxaca en un recorrido por el Museo

Alejandra López Martínez

El Museo Textil de Oaxaca, es un espacio donde convergen el arte textil, las tradiciones y la cultura de diversos pueblos de Oaxaca. Este lugar está ubicado en la calle Miguel Hidalgo 917, en el Centro Histórico de esta bella ciudad, para llegar hasta aquí partiendo desde el Zócalo, específicamente del Kiosco sólo toma nueve minutos siguiendo las indicaciones de Google Maps.

Y es que este edificio abrió sus puertas por primera vez, el 19 de abril de 2008, algo interesante sobre su construcción es que sus cimientos se alojan  sobre una casona del siglo XVIII, la cual fue renovada en el año 2007. La intención de tener un museo así es para que las personas puedan apreciar el trabajo del arte textil y contemporáneo de Oaxaca. 

Convirtiéndose en una experiencia rica y multifacética que va más allá de simplemente observar artesanías, textiles, entre otros objetos que están en exhibición, por ejemplo al recorrer las salas, los visitantes pueden sentir una conexión profunda con la historia, además de las tradiciones de los pueblos indígenas de Oaxaca. 

 

Por un lado, la indumentaria refleja tanto la identidad como el patrimonio cultural de las comunidades. Cada prenda tiene un propósito y un significado particular. Por ejemplo, en Villa Hidalgo Yalálag, las niñas, mujeres solteras o casadas visten de manera distinta según su estado civil, mostrando la influencia de la vestimenta en la estructura social de la comunidad. 

Además, los visitantes tienen la oportunidad de apreciar de cerca la meticulosa elaboración de los textiles, a través de las texturas, colores vivos, así como los patrones utilizados en la confección de las prendas, permitiendo una comprensión más profunda y una mayor valoración del trabajo artesanal que realizan los artesanos. 

Lo cierto es que no es todo lo que se puede observar con asombro en este sitio, ¿has visto la arquitectura de este museo? Su interior cuenta con un muro que imita el tejido de los textiles, el cual está hecho de barro rojo, como si se tratara de un homenaje a las prendas oaxaqueñas, en realidad es un acabado elegante que resalta aún más los colores de todas las piezas exhibidas. 

 

Cuenta con cinco salas de exhibición temporales, organizadas por temáticas; en la planta baja se encuentran los espacios de Grana, Añil, Coyuchi y Caracol, mientras que en la planta alta está el salón dedicado exclusivamente al Ixtle. Además de eso, tiene un área educativa donde se realizan diversos talleres y actividades impartidos por artistas de Oaxaca, México y de otros lugares del mundo. Estos ejercicios permiten a los visitantes compartir, así como adquirir conocimientos, habilidades y experiencias con los expertos.

Realmente es un sitio donde las personas pueden conocer más sobre Oaxaca y sus regiones, desarrollando mayor aprecio por el trabajo artesanal. Algo que destaca a los oaxaqueños es su creatividad y esto se refleja claramente en la indumentaria que portan con orgullo, por esta razón debes visitar el Museo Textil.