Foto(s): Cortesía

Aventúrate a conocer la Zona Arqueológica de Yagul

Alejandra López Martínez

Definitivamente tienes que planear una visita a la zona arqueológica de Yagul, ubicada en el Valle de Tlacolula, solo te tomará 53 minutos llegar, si el punto de partida es desde el Zócalo de la Ciudad y en vehículo propio, solo tienes que seguir las indicaciones de Google Maps, pero si viajas en transporte público puedes optar por tomar un taxi o un camión con destino a Cd. Yagul en la Central de Abastos. 

Una vez que llegues, encontrarás un ambiente que fusiona historia y naturaleza en cada rincón, donde la tranquilidad invita a explorar aún más, despertando la curiosidad, así que antes de emprender la aventura, aquí compartimos información esencial que debes saber sobre este fascinante lugar.  

 

 

Para empezar, el nombre “Yagul” en zapoteco significa “árbol o palo viejo”, una denominación que encapsula la esencia de este sitio histórico. Esta zona cobró relevancia tras la declinación de Monte Albán en el año 850. En realidad ya era un sitio habitado por los cazadores recolectores que residían en las estribaciones de la meseta de Caballito Blanco, donde actualmente las cavernas tienen pinturas rupestres que muestran cómo era la forma de vida de la población de aquel tiempo, es gracias a este espectáculo visual que las cuevas de Yagul y Mitla son reconocidas como Patrimonio Mundial de la UNESCO. 

Así que una vez dentro de la zona arqueológica, es una experiencia única que combina educación, aventura o historia. El costo de entrada es aproximadamente de $85.00, aunque el acceso es gratuito para maestros, estudiantes, niños y menores de 18 años. Aquí los senderos tienen señalamientos, así como paneles informativos para guiar a los visitantes durante su recorrido, proporcionándoles valiosos conocimientos históricos, contextuales sobre las estructuras y monumentos. Aunque vale la pena dejarse guiar por los expertos en turismo para resolver todas las dudas que puedan surgir. 

 

Entre los sitios que no te puedes perder se encuentra el impresionante Centro Ceremonial, que refleja la arquitectura distintiva de la sociedad zapoteca. Este espacio, que servía como centro administrativo y religioso, jugaba un papel importante en la cohesión social, así como la preservación de la identidad cultural.

Otro punto que debes explorar es el Juego de Pelota, el segundo más grande de Mesoamérica después de Chichén Itzá. Es reconocido por tener forma de I y algo interesante es que fue un sitio en donde hacían ritos asociados con la guerra, sacrificio, así como la renovación cósmica. 

 

En cuánto a sus cuevas, son un tesoro que revela vestigios de antiguas civilizaciones que datan de miles años atrás. Estos hallazgos no solo ofrecen una visión invaluable de la prehistoria de Oaxaca, sino que también contribuyen a nuestra comprensión de la evolución humana. 

Así que visitar la zona arqueológica de Yagul es más que un simple recorrido turístico; es un viaje a través del tiempo que brinda contexto sobre la forma de vida de la civilización zapoteca, así como su imponente arquitectura, en este sitio puedes apreciar pinturas rupestres, así como el Juego de Pelota, sin olvidar que cada rincón tiene una historia y misterio.