Foto(s): Cortesía

El pulque es un bebida ancestral que fascinó a Adolfo Hitler

Alejandra López Martínez

Oaxaca es un lugar donde la creatividad culinaria y las bebidas ancestrales persisten aún en la actualidad. Entre estas se destaca el tradicional pulque, el cual se elabora a partir de la fermentación del mucílago, mejor conocido como “aguamiel”. 

Pero, ¿qué sabemos realmente sobre sus orígenes? Según un artículo publicado en la página oficial del Archivo General del Estado de Oaxaca, desde la época prehispánica, en nuestro país  ya se producía y bebía el pulque “neutle”. Durante la época de la colonia, este producto adquirió un valor comercial, por lo otro lado, la página oficial del Gobierno de México, señala que era una bebida exclusiva de las clases altas de la sociedad azteca, utilizada en ceremonias y festividades dedicadas a Mayahuel, la diosa del maguey. 

 

Así que como datos curiosos tenemos los siguientes; en la época prehispánica, solo las personas mayores de 52 años y aquellas personas destinadas a ser sacrificados en el templo de Huitzilopochtli podían consumirlo, hasta embriagarse. Además de eso, ¿sabías que el pulque fue una de las bebidas favoritas de Adolfo Hitler? Incluso envió a un grupo de alemanes a México para realizar un documental sobre su producción. 

Pero, ¿cuál fue el motivo detrás de la preferencia de Hitler por esta bebida ancestral? Siguiendo una dieta vegetariana, siempre mostró interés por las delicias culinarias que aportarán beneficios para la salud, despertando así su curiosidad por conocer los beneficios de distintos productos, incluyendo las bebidas, fue así como descubrió el pulque.

 

 

Entonces, ¿por qué resulta una buena opción beber pulque? Este producto contiene vitaminas C y B, así como probióticos, lo que puede mejorar la flora intestinal. Además, actúa como diurético, combate el insomnio, lucha contra la anemia y sirve como un valioso suplemento alimenticio.

Es así como se describe el pulque, como una bebida fermentada, ligeramente espesa, con un sutil sabor agridulce y bajo contenido de alcohol, de color blanco. También existen variedades de pulque curado, mezcladas con frutas y otros ingredientes que le dan un toque y sabor especial. Así que cuándo estés en Oaxaca tienes que probarlo para experimentar esa sensación agridulce en la boca.